En 2016 las medidas económicas han girado en torno a un estado de emergencia que lejos de solucionar los problemas de producción y abastecimiento han buscado aprobar créditos adicionales sin control legislativo
Las denuncias por los envíos cada vez más limitados y discontinuos de papel prensa ha afectado a los medios en todo el país; las rotativas se mantienen encendidas con pocas páginas y menos ejemplares