Compartir

Luego de tantos años de vislumbrar la esperanza del mundo en el socialismo de Venezuela, comparan su situación de precariedad con la realidad de Europa del Este en la década de 1900


Redacción La Razón

Los partidos de izquierda de Suecia han manifestado su preocupación por la situación de crisis que atraviesa Venezuela, sobre todo después de haber confiado por tantos años en que el socialismo implantado por Hugo Chávez vislumbraría un camino para combatir la pobreza en el continente y el mundo.

Un artículo de Adam Cwejman, publicado en el diario sueco Göteborgs-Posten, refiere que los izquierdistas de su país escriben con frecuencia sobre Venezuela y califican la situación actual como uno de “los peores experimentos políticos contemporáneos”, aunque hace sólo unos años les sonaba diferente.

De hecho, relacionan la situación de precariedad con la realidad que millones de europeos del Este vivieron en la década de 1900. Para ellos, el país sudamericano está prácticamente en bancarrota.

Uno de las premisas que intentan entender es como un país que está ubicado en una de las mayores reservas de petróleo del mundo sufre de escasez, inflación, baja rentabilidad, empresa estatales mal administradas, alto valor del mercado negro.

“La razón principal de los problemas del país es el llamado socialismo de los años 2000, que se suponía que allanaría el camino para una nueva ola de estados socialistas”, reseña el texto de Cwejman.

Hans Linde, el miembro del Partido de la Izquierda del parlamento de Gotemburgo y también el portavoz de política exterior decía en 2013, cuando Chávez murió y Maduro heredó el poder: “Es nuestra esperanza que el próximo líder de Venezuela se basará en el éxito logrado en lo que respecta a la mitigación de la pobreza y la bienestar desarrollados”.

Haga clic aquí para ir al artículo


 

 

SIN COMENTARIOS