Compartir

Venezuela otorgó la concesión de mil pozos cerrados en la Faja Perolífera del Orinoco para que las empresas de China puedan extraer el petróleo restante


Redacción La Razón

Este pasado jueves el Gobierno de Venezuela aprobó proyectos con once empresas chinas de las áreas de alimentación, salud petróleo, construcción y transporte. 

En una reunión encabezada por Lian Wang Heng, presidente de Sany Group, y el presidente de la República, Nicolás Maduro,se aprobó el acuerdo bilateral al que ya llegaron las dos partes en el marco de la Comisión Mixta China-Venezuela de hacer transferencia tecnológica “con costo cero”.

Lian Wang Heng adelantó que las partes firmarán un acuerdo de confidencialidad “para poder arrancar inmediatamente los ensayos de las pruebas de nuestra tecnología en el campo petrolero venezolano”, específicamente en la Faja Petrolífera del Orinoco.

El empresario chino indicó que la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) “va a brindar mil pozos ya cerrados” para que las empresas chinas puedan utilizar la nueva tecnología “para sacar el petróleo restante”.

Dijo, que los empresarios chinos están dispuestos a ayudar a Venezuela a paliar la crisis de escasez de alimentos y productos básicos y apuntó que “la escasez también significa que este país tiene un gran potencial de desarrollo”.

El acuerdo también ofrece la concesión de parte de Venezuela para la explotación de hierro y gas en las industrias básicas venezolanas y para la construcción de una planta de tubos en la Faja Petrolífera del Orinoco.


 


 

SIN COMENTARIOS