Compartir

La violencia social hacia los niños creció en 91 % durante 2016 y las muertes a manos de funcionarios de seguridad aumentaron en 43 %


Mónica Duarte

Cada mes del año 2016 murieron un promedio 96 niños, niñas y adolescentes como consecuencia de asesinatos violentos de naturaleza social, institucional, familiar, escolar y sexual. En total, se registraron 1.150 homicidios que tuvieron como víctima a un menor de edad, según el informe anual “Somos Noticia” que realiza la organización Cecodap, defensora de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

De acuerdo al balance, unos 764 homicidios fueron producto de la violencia social (asociados a delitos, ajuste de cuentas o pugnas entre bandas), los asesinatos a manos de funcionarios sumaron 254 casos, otros 74 se presentaron como consecuencia de la violencia familiar, 33 fueron asesinatos por disparos accidentales, 20 tuvieron como causa la agresión sexual y 5 menores fueron asesinados en escuelas.

Estas cifras se evidencian como un indicador de la violencia generalizada que afecta de forma grave en la infancia venezolana y que el ultimo año ha aumentado en un 52 % su presencia en las informaciones de prensa que detallan casos públicos de agresiones y asesinatos con los cuales se realiza el balance de la ONG.

Las muertes violentas en 2016 representan un 12,09 % de incremento en comparación con los 1.026 registros de 2015.”Los homicidios son un indicador sensible que año a año se acumula, cuando esas cifras suben tenemos entonces un aumento generalizado de casi todas las formas de violencia relacional”, explica Fernando Pereira, director de Cecodap.

Carla Villamediana, coordinadora de la investigación, explica que los estados Aragua, Carabobo y Miranda son los más violentos al concentrar casi la mitad de los homicidios por conflictos públicos.

Unos 764 menores fueron asesinados producto de la violencia urbana y delincuencial

Estos homicidios siguen siendo la forma más común de la violencia social, forma de agresión que acapara el 49,27 % de los 9.807 reportes de violencia contra menores.

Dentro de esta categoría, los asesinatos son acompañados de otras manifestaciones producto de las carencias en el sistema social que vulneran la integridad de los niños. Entre ellas, Cecodap observó la situación hospitalaria que reportó 419 casos de afección contra menores, un aumento de 75% en relación a 2014 y 2015; la falta de medicamentos con 231 denuncias, un 670 % más que el año anterior; el trabajo infantil con 288 registros y un incremento de 77 % ; y la desnutrición de niños con 285 denuncias en 2016 frente a una sola que se contabilizó en 2015.


Te puede interesar:


Robos de alimentos afectan actividades escolares

Dentro de la violencia escolar el informe de Cecodap contabilizó 600 robos a escuelas en todo el país. “Principalmente se roban alimentos, computadoras canaimitas y últimamente ha aumentado el robo del cableado eléctrico”, afirma Villamediana.

La investigadora explica que existen centros educativos que han sido robados 6, 10 y hasta 15 veces en un mismo año. A ese escenario se le añade unas 438 protestas docentes, 232 problemas con la infraestructura escolar (como hacinamiento, inundaciones o difícil acceso) y 72 casos de insalubridad en el entorno.

Estas situaciones afecta el correcto transcurrir de las actividades escolares que deben ser suspendidas por estos problemas, comenta la investigadora, “incluso por meses” pueden quedar los centros educativos sin ver clases en sus espacios.

La preocupación por este fenómeno es grande pues afecta de forma amplia la calidad de la educación. “Como país no podemos aceptar que los niños dejen de ir a la escuela por falta de alimentos o problemas de infraestructura”, comenta Carlos Trapani, coordinador general de la organización.

fueron asesinados 5 menores por rivalidades estudiantiles

La violencia interpersonal también se hizo presente en el ambiente escolar donde fueron asesinados 5 menores por rivalidades entre estudiantes y otros 37 resultaron heridos en sus centros educativos: unos 7 por accidentes dentro de la escuela, 6 por arma de fuego, 4 por riñas con compañeros, 3 adolescentes heridos por linchamiento al robar en una escuela, 4 estudiantes lastimados durante disturbios estudiantiles y 2 por enfrentamiento entre liceos.

Sin embargo, los especialistas en defensa de la niñez aseguran que es importante consolidar a la escuelas como espacios de protección pues la deserción y la presencia de los niños, niñas y adolescentes en la calle los expone en mayor grado al peligro.

“La mayoría de los casos de violencia, cerca de un cuarto, se presentan en los meses de julio y agosto cuando los jóvenes están de vacaciones y no en las escuelas”, comenta Trapani.

Peligros principales de la presencia en la calle de menores de edad. Fuente: Cecodap, informe Somos Noticia 2016.

Aumenta en 51 % la violencia familiar

Los niños menores de seis años son los más afectados por el maltrato familiar, concentran el 75 % de las víctimas de violencia en el hogar, categoría que aumentó en 51 % frente a los casos de 2015.

En este entorno la responsabilidad paternal va en deterioro. Los filicidios, muerte de niños a manos de sus padres, casi se triplicaron pasando, de 18 a 45 muertes; mientras que el abandono de los hijos se duplicó, con 42 casos; y el maltrato infantil acumuló 101 denuncias con 36,49 % de aumento interanual.

Además, Cecodap ha registrado una nueva y preocupante causa del maltrato infantil: la falta de alimentos en los hogares. Solo en el Consejo de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de Iribarren en el estado Lara han recibido en el último trimestre 25 casos de agresiones por alimentación.

75 % de las víctimas de violencia en el hogar tienen menos de 6 años de edad

En este contexto, los homicidios de niños, niñas y adolescentes en el seno familiar incrementaron en 80 % y presentaron casos alarmantes en cada uno de los estados de Venezuela.

La violencia sexual también se hizo presente en el balance de Cecodap, aunque presentaron una tendencia a la baja de 7 %. Allí, unos 45 % de casos son adolescentes y 86 % son femeninas.

De los 335 casos publicados, 186 corresponden a violaciones (56 %), de estas, 77 % corresponde al sexo femenino (144 casos) y 23 % al sexo masculino (42 casos de varones).

Esta es la única clasificación en que las víctimas femeninas superan a las masculinas, pues en la medida general existe una “masculinización máxima de la violencia”, explica Carla Villamediana al especificar que el 93% de los homicidios y casos de violencia que reportan sexo son concentrados por los adolescentes varones.


Si quieres contactar al autor de esta historia, escribe a:  monicaduarte@larazon.net 


 

SIN COMENTARIOS