Compartir

“Debemos renovar a nuestro Poder Judicial totalmente, hay que revisar la hoja de vida de los jueces, defensores, reordenar todo”, explica la expresidenta de la Corte Suprema de Justicia


Myriam Mosquera

Las recientes decisiones del Tribunal Supremo de Justicia, en sus sentencias 155 y 156, donde asume las competencias de la Asamblea Nacional debido a la persistencia del “desacato” por “el incumplimiento de varias sentencias”, limita la inmunidad parlamentaria y da poderes extraordinarios a Nicolás Maduro para tomar medidas civiles, económicas, militares, políticas, legales y sociales para evitar “un estado de conmoción nacional”, están propiciando un escenario jurídico confuso, tanto nacional como internacionalmente, que mantiene en alerta a los especialistas en la materia.

Para Cecilia Sosa, abogada y expresidente de la antigua Corte Suprema de Justicia, se trata de una ruptura constitucional y una maniobra absurda del Gobierno, en el nivel jurídico. Dos días después de publicadas las sentencias polémicas, el TSJ dictó dos nuevas decisiones, las sentencias 157  y 158, con las cuales “aclara” los puntos de controversia al suprimirlos del contenido de las sentencias anteriores pero mantiene el resto de las disposiciones.

“En definitiva se está cometiendo un fraude procesal a la Constitución venezolana. Aquí se está dando un golpe de Estado”, advierte.

En opinión de la abogada Sosa, es Nicolás Maduro quien comete delitos muy graves, amparado en acuerdos políticos de su Gobierno. “Hay una derogatoria de la propia Constitución”.

“están propiciando un escenario jurídico confuso”

Después de 54 sentencias, el TSJ asume las competencias de la Asamblea Nacional, es decir las funciones legislativas. ¿Cómo interpreta estas sentencias señalada como la más grave?

Es un golpe de Estado, definitivamente.

¿Por qué es un golpe de Estado?

Porque para dictar esta decisión han debido tener la aprobación del alto mando de la FANB. Si esta institución acepta que no exista Asamblea Nacional, debería emitir una decisión. La FANB debe decir si aprueba o no esta situación.

¿Cuál es el contenido de la sentencia que anula la Asamblea Nacional de un solo “plumazo”?

“Se interpreta un artículo de la Ley de Hidrocarburos donde se exigía la participación de la AN”

Es eminentemente económico, se interpreta un artículo de la Ley de Hidrocarburos donde se exigía la participación de la Asamblea Nacional. Esto produce cierta inquietud y hace que la Asamblea sea sustituida por la Sala para que apruebe las empresas mixtas al Ministerio de Energía y Petróleo. ¿Quieres algo más aberrante que esto? Esto permite más corrupción, porque no hay control de ningún tipo. La Sala no tiene competencia de la Asamblea Nacional y menos para valorarla. No hay impedimento para que el Ejecutivo haga ahora las negociaciones con las empresas mixtas.

No solo es tema lo del golpe de Estado, que lo hay, porque eliminamos la soberanía. ¿Pero qué pasó con los diputados del Psuv,? Eso habría que preguntarse también. Necesitamos una reacción ante esta dictadura. Las empresas mixtas que se crearan siguiendo esta sentencia serían inexistentes, porque la supremacía constitucional conlleva a su nulidad. Ningún poder puede dictar una acto que esté contra la Constitución. Las empresas mixtas serán nulas.

La Sala Constitucional del TSJ ha emitido una sentencia que en la práctica elimina la inmunidad parlamentaria en los términos establecidos en la Constitución vigente. ¿Qué opina usted al respecto? ¿Cuáles son las implicaciones jurídicas de la referida sentencia?

El tema de la inmunidad parlamentaria es como trabajar por un acuerdo dictado por la AN en la cual se está solicitando la activación de la Carta Democrática a la OEA, como una medida para resolver los graves conflictos institucionales que hay en el país. Todo comienza cuando Héctor Rodríguez, en su condición de diputado del Bloque Parlamentario oficialista, exige un acto de nulidad. Esto es bien importante señalarlo, porque cualquiera cree que la Sala Constitucional puso eso porque quiso… puso eso porque el diputado Rodríguez en su escrito solicitó que se exhorte a los órganos públicos, a todas las instituciones, a que se inicie una investigación para determinar la actuación individual de los diputados de la Asamblea Nacional, especialmente a los nominados por la Unidad. Ellos refieren que la Asamblea está en desacato y que los diputados están incursos en delitos de traición a la patria. Este es el último párrafo que solicita el señor Rodríguez. En base a esto, podemos decir que hay una sentencia política, pero no jurídica.

La Sala Constitucional no tiene materia en lo penal. Esta sentencia habla de las actuaciones del secretario de la OEA y establece que estamos en un estado de excepción. Es absurdo pensar que la Asamblea Nacional está en desacato como tal, esto es inconstitucional completamente. La propia nota del Tribunal Supremo de Justicia dice que elimina la Asamblea Nacional en el supuesto desacato y, en segundo lugar, en acarrear ilícitos flagrantes. Los diputados pueden estar siendo sometidos a estos delitos, porque se está induciendo a que han cometido traición a la patria.

“Ellos refieren que la Asamblea está en desacato y que los diputados están incursos en delitos de traición a la patria”

¿La Asamblea Nacional debe acatar esa sentencia de la SC del TSJ? ¿A dónde se debe acudir para apelar esa sentencia?

Esto es absurdo, porque ¿quién comete un desacato? El desacato no existe. El CNE no pude tratar de desacato a la Asamblea Nacional, porque quien proclamó a los diputados fue el propio CNE. Porque después que proclamó, no puedo decir que estás en desacato. La AN tiene competencias para adjudicar a sus miembros y el acto estaba ya cumplido. Cabe entonces preguntarse, ¿quiénes están en desacato?, ¿la AN o los diputados? Si es la AN, entonces todos, tanto los del llamado Bloque de la Patria y los de la Unidad, estarían en desacato. Este diputado Rodríguez también está desacatando las decisiones de la Sala Constitucional, porque el desacato es un término penal y es la institución la que desacata, no una mitad y otra no. Esto tiene una implicación política, evidentemente. No hay un juego democrático. ¿Cómo puede acatar la AN si es algo inconstitucional?, esa es mi gran pregunta. La AN fue sustituida por la Sala Constitucional, que recibió la memoria y cuenta, aprueba presupuestos.

Fraude procesal

Cecilia Sosa
“Tenemos un TSJ corrompido, todo está torcido, el tema de la corrupción lo arropa”, manifiesta la exmagistrada Cecilia Sosa. Foto: JALH

¿La Sala Constitucional está al margen de la Constitución y las leyes?

Desde el año 2016, y todo lo que va del 2017, la Sala Constitucional ha cometido un fraude procesal en contra de la Constitución. Ahora viene con la supresión de la inmunidad parlamentaria. También nos amenaza con las pailas del infierno, pero resulta que se han cometido grandes delitos, empezando por los cometidos por Maduro, Héctor Rodríguez y los siete magistrados de la Sala Constitucional. Ahora con lo más grave, que es el alzamiento público en contra de la Asamblea Nacional. Quieren cambiar la estructura constitucional, eliminar los poderes de la Asamblea Nacional y todas las prerrogativas de sus miembros. Claro, los buenos son los de los Bloque de la Patria.

La Sala Constitucional está cometiendo delitos graves y no es que esté solamente al margen de la Constitución. Hay mecanismos distintos a los que la propia Constitución establece. Ya la Sala Constitucional sustituyó a la Asamblea Nacional. Han negreado la Constitución con sentencias que inspiran a la rebelión civil. Hay una ruptura del hilo constitucional. Hay una connotación de fraude constitucional. Hay un extremo de considerar el delito de traición de la patria. El acto donde fue el diputado Rodríguez es una especie de locura jurídica, es decir, la Sala Constitucional entró en locura delictiva. Es algo muy difícil de explicar jurídicamente, por eso hasta risa me da.

El artículo 7 establece que el TSJ debe someterse a la Constitución, al igual que los otros poderes. Pero en vez de someterse, la cambia, la sustituye por lo que le conviene. Le dice al propio Gobierno que tome medidas jurídicas, penales, civiles, militares porque estamos en conmoción nacional dentro del régimen de excepción y el desacato continuado de la legislación. Aquí entran en juego los diputados de la AN.

“El TSJ debe someterse a la Constitución, al igual que los otros poderes, pero en vez de someterse, la cambia, la sustituye”

¿Cómo cree que debe resolverse el choque institucional en Venezuela, en el que la AN designada mediante votación popular no es reconocida por el poder Ejecutivo, El TSJ, Poder Ciudadano y Poder Electoral?

Aquí no hay un choque institucional. La AN para el Gobierno, para el Psuv, no existe. No la pueden controlar. Maduro dice que no existe y utiliza a la Sala Constitucional. Lo que se interpreta es un estado de conmoción que le otorga facultades para reformar las leyes en contra de la corrupción, para evitar los riesgos que hoy vive el país. Me imagino que quien quiere hacer estas reformas es quien preside el TSJ. Por eso escogieron a un penalista para que presida este importante tribunal.

Aquí lo que se pide ahora son investigaciones, los diputados no tendrán inmunidad, le quitan a la AN la capacidad de determinar si se lleva a juicio o no a algún diputado, lo que quiere decir que se lleva a línea directa a un juicio a un diputado sin pasar por la AN. Hay una ruptura absoluta de la Constitución, la derogatoria de la Constitución. La ciudadanía debe tomar parte en esto, aunque sabemos que está ahora resolviendo su propia crisis, pero vamos a tener que reaccionar y saber la verdadera gravedad que hay detrás de todo este embrollo jurídico. Hay que darle un parao a esta situación.

Referéndum sin el CNE

¿La Asamblea Nacional podría designar un nuevo TSJ y un nuevo CNE, dentro del marco de la Constitución?

Ya lo hizo y lo anularon. Vamos a tener que activar un referéndum sin el CNE. Con este tema económico y social que tenemos, ya no aguantamos a esperar unas elecciones en el año 2018, especialmente en un Gobierno dictatorial como este.

¿Cómo activar un referéndum sin el CNE?

“Hay que encontrar un mecanismo de consulta popular ciudadana”

Con mucha organización y unidad de los partidos junto a la sociedad civil. Necesitaríamos mucha voluntad y unión. No me refiero solamente a la MUD, hay que activarse para reconsiderar el poder ciudadano. Hay que encontrar un mecanismo de consulta popular ciudadana, para poner al Gobierno de nuevo en apuros. Cuando la gente se mueve, el Gobierno entra en apuros.

El desenlace

¿A qué se debe que la OEA no terminó aplicando la Carta Democrática a Venezuela y ni siquiera produjo una declaración del organismo condenando al Gobierno de Maduro?

Ese es el método de la OEA, es morder poco a poco, tiene su ritmo. La OEA puso a correr al Gobierno, pero no podemos pensar que nos va a resolver todo. La OEA puso en el tapete internacional que no tenemos un Gobierno democrático, pero sí un Gobierno que no quiere elecciones.

¿Cómo lograr que el Gobierno de Maduro convoque a elecciones, libere a los presos políticos y abra los canales humanitarios para superar la crisis venezolana?

Ojalá que la actual sentencia contra la AN la sacuda de verdad, que no la tome como algo jurídico. Esta es una sentencia política dirigida contra los diputados opositores. Yo como ciudadana le exijo a la AN que abandone la ambientación jurídica, porque no lo es, que saque las garras políticas, que luche políticamente, que luche por la ciudadanía que votó por ellos y por los que no votaron, porque están hartos de tanta corrupción, violencia. Aquí tenemos un TSJ corrompido, todo está torcido, el tema de la corrupción lo arropa.

La OEA tocó un tema interesante para el país. La gente dice no hay nada concreto, pero la OEA desnudó al país, nos dijo pónganse los patines, actúen. Hay que buscar liderazgo que acompañe a la ciudadanía, hay que darle un parao a este Gobierno. Tenemos que enfrentar una lucha para tener un país democrático. Hay que darle duro a este Gobierno corrupto que se jacta de aquí estamos en una maravilla y que tenemos de todo y que le damos la comida a la gente puerta a puerta. ¿Nos tenemos que acostumbrar a esto?, ¿seguiremos siendo pasivos a ser sometidos, a ser esclavos? Hay que meter los pies al agua, bajarnos del balcón, aceptar opiniones, pero queremos un camino. Se habla de la Constituyente, pero cómo vamos a eso si no tenemos Constitución vigente. Hay que salir de este Gobierno, aprender a defender nuestros derechos.

“tenemos un TSJ corrompido”

¿Estamos frente a una dictadura?

Sí estamos en dictadura. No hay democracia, ya internacionalmente lo saben. Este Gobierno está sostenido en un ladrillo por las bayonetas, esto es un Gobierno militar-cívico. Yo vi hace poco la comitiva del señor Maduro. Él está en otra vida, sin importarle lo que la gente sufre. Hay que decir basta ya.


Una trayectoria cuestionable

¿Cómo se explica que las más recientes decisiones de la Sala Plena del TSJ, incluyendo la designación de Maikel Moreno como presidente del tribunal y la conformación de una comisión para tomar medidas contra Luis Almagro, han sido tomadas por unanimidad por todos los miembros de la plenaria, incluyendo a la penalista Marisela Godoy, miembro de la Sala Civil y ficha del partido Acción Democrática?

Esto es muy sorprendente. Es una penalista asociada a AD y está considerando la sentencia “injerencista” de la OEA. No sé como fija una sentencia política. Pero es que hay que entender que la Sala Constitucional es quien le dice a Maduro lo que hay que hacer. La Sala Constitucional dirige a Maduro y lo hace hasta a nivel internacional. La persecución política está para todo el mundo.

¿Qué opina de la designación de Maikel Moreno como presidente del TSJ? ¿Una persona con antecedentes penales puede ser magistrado del TSJ y presidente de este tribunal?

No debería ser ni magistrado, ni presidente del TSJ, porque los requisitos no los cumple. Maikel Moreno sabe que no reúne requisitos como ser honorable, tener buena reputación, años de graduado, pero más allá de la capacidad intelectual y jurídica, debe tener honorabilidad. Eso no lo tiene. Tiene un pasado y un presente con una trayectoria cuestionable, eso es público y notorio. Él fue nombrado para premiarlo por la sentencia de Leopoldo López y necesitaba el Gobierno una persona más dura, que tenga una línea de persecución.

Maikel Moreno ha amenazado con perseguir judicialmente por vilipendio a quienes han hecho referencia a sus antecedentes penales y a la ficha policial que circula desde hace varios años por los medios de comunicación social. ¿Se difama o se incurre en vilipendio al presidente del TSJ cuando los periodistas y defensores de los derechos humanos hacen referencia a sus antecedentes penales?

Esto no va contra periodistas nada más, va más allá. Este señor Moreno quiere perseguir al que hable de sus antecedentes penales, porque sabe también que tiene controlado a los jueces. El TSJ usurpó todas las competencias de la AN, en manos de este señor. La función jurídica ahora es función política.

¿El Poder Judicial es ahora peor que el que teníamos antes de iniciarse la “revolución” chavista, es decir antes de la “refundación” del sistema judicial que encabezaron Manuel Quijada y Luis Miquelena?

Por supuesto, no hay que ponerlo en dudas. Claro, nunca hemos tenido un Poder Judicial completamente independiente, la política siempre lo penetró, pero como está ahora es inconcebible. Hace poco denunciamos a Maduro y Cabello por rebelión civil y ahora reforzamos nuevas denuncias en contra del descabezamiento de la AN por parte de este Gobierno. Debemos renovar a nuestro Poder Judicial totalmente. Hay que revisar la hoja de vida de los jueces, defensores, reordenar todo. Los magistrados actuales no tienen ética, esto es muy delicado. En el Poder Judicial hay personas que luchan por mantener a este Gobierno en el poder.


 

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO