,

Ordenan cierre de la unidad de hemodiálisis del J.M. de los Ríos

Hospital JM de los Ríos

La medida fue tomada luego de la muerte de cuatro niños en menos de tres meses por contaminación con una bacteria en el servicio de nefrología del hospital infantil 


Redacción La Razón

El Ministerio Público (MP) ordenó hoy el cierre temporal de la Unidad de Hemodiálisis del Hospital Infantil José Manuel de los Ríos hasta que se determine la causa de un brote infeccioso que causó la muerte de cuatro menores entre mayo y junio pasados.

La fiscal  ejerció la acción de protección contra el Ministerio del Poder Popular para la Salud y el Hospital J.M. de los Ríos, en Caracas, con el objeto de garantizar los derechos a la vida y a la salud de los niños, niñas y adolescentes que reciben tratamiento sustitutivo renal en la Unidad de Hemodiálisis del servicio de nefrología.

En ese sentido, el fiscal 92° nacional, David Toro, pidió que los pacientes que actualmente son atendidos en ese lugar sean referidos a otros centros especializados en tratamiento renal y asistidos por el personal de la salud facultado en nefrología pediátrica.

Asimismo, se solicitó que el referido ente ministerial garantice la dotación del tratamiento médico y farmacológico correspondiente, así como el mantenimiento de los equipos e infraestructura en los centros públicos de salud con atención pediátrica.

Dicho requerimiento fue asignado por distribución al Tribunal 9º de Primera Instancia de Mediación, Sustanciación y Ejecución del Circuito Judicial de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del Área Metropolitana de Caracas y Nacional de Adopción Internacional.

“Instituciones especializadas habían denunciado ante las autoridades la contaminación del lugar y el riesgo que corrían los demás niños”

Esta acción estaría relacionada con la investigación que adelanta el fiscal 66° nacional, Renny Amundaray, quien investiga desde el pasado 26 de junio la muerte de cuatro pacientes (Raziel Jaure, Samuel Becerra, Dilfred Jiménez, y Daniel Laya) con edades comprendidas entre 2 y 16 años en el Hospital J.M. de los Ríos.

La Fiscalía también señaló que varias “instituciones especializadas habían denunciado ante las autoridades la contaminación del lugar y el riesgo que corrían los demás niños y adolescentes que requirieran procedimientos de diálisis”.

La hematóloga Susana Pachano, jefa encargada del servicio de hematología de la institución en la que trabaja desde 2005, dijo a Efe en mayo pasado que la contaminación de los servicios se debía a la “eterna remodelación” de las áreas clínicas.