,

El Gobierno instaló más de 70 millones de bombillos ahorradores contaminantes

Tras ocho años de sustituir bombillos incandescentes por “ahorradores”, con la ayuda de Cuba e involucrando misiones, proyectos y voluntarios, el Gobierno concluyó recientemente que dichos bombillos contaminan el ambiente y es necesario sustituirlos

Uno de los componentes principales de los bombillos “ahorradores” es el mercurio, metal pesado identificado como una de las más severas fuentes de envenenamiento. Su acumulación en el organismo puede causar daño renal, pulmonar y cerebral, alteración del sistema nervioso, reacciones alérgicas en la piel, irritación de los ojos, vómitos, sordera y hasta depresión.

Desde el año 2006 el gobierno trabaja en la distribución de bombillos ahorradores en todos los hogares del país, a través de la misión Revolución Energética, creada para incentivar el ahorro de energía y evitar el despilfarro de electricidad en el territorio nacional, de acuerdo a lo que informa el portal noticierodigital.com.

Hasta el año 2010 se habían instalado más de 50 millones de bombillos ahorradores con la ayuda de 3.068 brigadistas pertenecientes a consejos comunales, mesas de energía, al Frente Francisco de Miranda y a las misiones Ribas y Sucre.

La instalación de esos bombillos se hizo posible gracias a los convenios bilaterales entre Cuba y Venezuela. Para 2010, el presidente Hugo Chávez sostuvo que los bombillos podían ahorrar hasta un 80% de energía, en comparación con los bombillos incandescentes y estimó que en todo el país se habían economizado cerca de 4.000 megavatios gracias a su instalación.

En el año 2011 se instalaron en el país 62 mil bombillos ahorradores y para el año 2012 el Gobierno Nacional tenía previsto instalar 20 millones 500 mil bombillos ahorradores más.

Más recientemente, el coordinador estadal de Uso Racional y Eficiente de la Energía de Corpoelec, Jackson Ramírez, informó que en el 2013 fueron instalados un millón 200 mil bombillos ahorradores más, lo que ha permitido “atenuar en un 42% la demanda de energía”.

De igual manera se había asegurado que este año la meta era la sustitución de dos millones de bombillos incandescentes por ahorradores. Sin embargo, esto no será posible ya que los bombillos ahorradores serán sustituidos nuevamente por luminarias LED, que según el ministro Chacón llegarán al país a mediados de este año desde China.

Según una nota publicada en el portal web de El Mundo Economía y Negocios, los recursos para el primer lote de luminarias LED alcanzan un monto de 5 millones de dólares y ya han sido aprobados.

Plan de recolección necesario

Algunas organizaciones no gubernamentales relacionadas con el ambiente consideran necesaria la aplicación de un plan para la adecuada recolección de los bombillos ahorradores, los que, tal y como anunció el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, serán sustituidos paulatinamente por los del sistema de diodo emisor de luz, conocidos como led por sus siglas en inglés, según lo reseña también El Mundo Economía y Negocios

En notiambienteve.blogspot.com, Alejandro Álvarez señala que la noticia dada por el ministro Chacón “fue recibida de manera positiva por la mayoría de los grupos ambientalistas, debido a que los bombillos ahorradores fueron cuestionados por universidades y ONG ambientalistas por su contenido de mercurio”.

Álvarez agrega que este metal es una fuente importante de contaminación por su alto nivel tóxico, que afecta tanto la salud humana como a la ambiental y cuya simple manipulación puede tener riesgos importantes para la población, lo que llevó a hacer campañas para educar sobre su gestión adecuada.

Luis Gonzalo Morales, ecólogo, profesor investigador en el Instituto de Zoología y Ecología Tropical de la Facultad de Ciencias de la UCV, señala que en 2010 alertaron sobre los riesgos del mercurio. “No teníamos la información de qué pensaba hacer Corpoelec cuando los bombillos estuvieran vencidos. Al entregarlos debieron advertirle a la gente que tiene material contaminante y que no puede lanzarse a las quebradas o a la basura. A nadie le han dicho qué debe hacerse cuando esté gastado”.

El año pasado el viceministro de Nuevas Fuentes de Energía y Gestión para el Uso Racional, Héctor Constant, informó que en siete años se habían sustituidos 160 millones de bombillos incandescentes por ahorradores. “Tienen que decirle al país qué van hacer con ellos, si los botan a La Bonanza no hemos resuelto nada. En otros países la empresa que los vende asume cuando el bombillo está gastado”, dijo Morales a El Mundo Economía y Negocios.

Puede leer más en: