, ,

Chavismo Bravío: “No respaldamos privilegios”

Aseguran que mafias económicas se lucran de la situación económica nacional

Chavismo Bravio Oliver Rivas

“Se abandonó el aparato productivo desde los años setenta, luego de la nacionalización petrolera”, indica Oliver Rivas, integrante del movimiento Chavismo Bravío


Carlos Díaz

Chavismo Bravío afirma que hay que “meterle el pecho” a problemas del país tales como la inseguridad personal, la economía y la corrupción. “Tenemos críticas y vemos los problemas de los venezolanos, debemos solucionar y no solo quejarnos”, agrega Oliver Rivas, luchador social de esta plataforma política, en entrevista con “La Razón”.

Apunta que la mayor parte de la ciudadanía pide una política que fije, controle y combata la impresionante elevación de los precios de los productos y los indicadores artificiales alimentados desde la página web Dólar Today que disparan el espiral especulativo.

“Si no se toman decisiones inmediatas, se perderá la credibilidad de la ciudadanía, en la legitimidad y potencialidad creadora y reguladora de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)”, acota. “Esta situación económica pasa por el abandono del aparato productivo desde los años setenta, luego de la nacionalización petrolera”, indica.

¿Qué es Chavismo Bravío?

—Es una corriente histórica que nace del movimiento social popular venezolano, una palanca fundamental durante el proceso de cambio y que luego se conectó con la irrupción de Hugo Chávez en 1998. Es un conjunto de fuerzas que vienen organizándose desde ante del surgimiento público del chavismo.

¿Quiénes lo integran?

—Aquí están compañeros que formaron parte de las asambleas de barrios en los años 80 y que lucharon por la titularidad de las tierras urbanas; asimismo, organizaciones campesinas que han impulsado iniciativas socioproductivas y gente que viene innovando en la comunicación social. Somos fuerzas y movimientos que encontramos causas como en el caso de la ANC y en luchas reivindicativas.

“Hay desigualdades que favorecen a las grandes maquinarias de la oposición y del Gobierno”

¿Por qué decidieron apoyar la ANC?

—Esta confluencia ha tenido varios nombres y estuvo presente, por ejemplo, en la manifestación que estuvo al frente de Miraflores el 9 de diciembre de 2015, luego de la derrota del oficialismo en las elecciones parlamentarias. Y, de igual manera, también coincidimos con la plataforma de la ANC, y el cual entendemos como un proceso abierto y lógico de debate, crítica y diagnóstico.

RENOVACIÓN DEL CHAVISMO

¿Por qué Chavismo Bravío no sacó un solo constituyente durante el reciente proceso electoral?

—Hay desigualdades que favorecen a las grandes maquinarias de la oposición y del Gobierno. Hay mucha ventaja sobre los partidos pequeños, porque en la medida que haya más aparato electoral tienen más capacidad para movilizar el voto e incidir en una serie de procesos. Sin embargo, reconocemos que hubo una enorme legitimidad en la participación.

¿El chavismo de base está representado en la ANC que ha sido señalada de ser cupular, de ser dirigida por los mismos dirigentes?

—Sin duda, ciertamente hay caras que son tradicionales en la política venezolana, como parte de la expresión de los partidos más grandes. Apostamos a la renovación y al nuevo liderazgo dentro el chavismo con opciones que representen más al movimiento social y la organización en lucha. Hay que reconocer el trabajo de actores políticos que vienen de hacer trabajo de base en la administración pública, organizando luchas obreras incluso contra voceros y responsables de gestión del Estado. Mucho liderazgo del chavismo viene de combatir desmanes dentro del mismo Estado, incluso muchos hemos sufrido despotismo y despidos injustificados debido a esa causa. Esos liderazgos de base están en la ANC.

“(Gobierna) el chavismo, porque el madurismo no existe como corriente”

¿Cuáles debieron ser las primeras decisiones de la ANC?

—Las primeras decisiones eran necesarias para superar el entrampamiento catastrófico e institucional frente a una decisión arbitraria, a todas luces inconstitucional e ilegal de la exfiscal general de la República, no por cuestionar las decisiones de Ejecutivo sino de actuar con una parcialidad política. Casos como el asesinato de Brayan Principal, en Lara, no tuvieron ningún proceso de averiguación por parte de la Fiscalía, y otros casos de crímenes de odio tampoco tuvieron pronunciamientos por parte de la exfiscal.

“EL CLAP ES UN MILAGRO”

Chavismo Bravio Oliver Rivas
Foto: JALH

¿Quiénes se benefician con los altos precios de los alimentos y medicinas?

—Sectores económicos que viven de la reventa, especulación cambiaria, del mercado paralelo, de la divisa y de cualquier otro producto. Son sectores que funcionan como una gran mafia, acostumbrada a las empresas de maletín, a la inflación, especulación, depreciación de la economía, reventa e importación. Se han lucrado del trabajo de los venezolanos, desvalorizando el salario.

¿Por qué las cajas del Clap son vendidas a precios que no se corresponden con los dólares preferenciales a 10 bolívares que son facilitados por el Gobierno para la importación de alimentos?

—Los Clap son un sistema de distribución del mismo pueblo que todavía tiene muchos desafíos pero que ha garantizado la distribución en tiempo récord. La caja tiene productos importados desde México, aunque en su mayoría son nacionales. Es un esfuerzo del Estado para complementar lo que no puede producir. La alimentación es un derecho humano y, por tanto, no puede depender del tránsito que debemos cruzar hasta que seamos completamente soberanos. Yo, por ejemplo, vivo en una zona de clase media y recibo mi bolsa del Clap y la cual viene muy bien surtida con dos kilos de pasta, dos de harina precocida y de trigo, aceite, atún, arvejas y lentejas. Uno de los milagros de los Clap es que el pueblo se ha involucrado en los procesos logísticos para que los alimentos lleguen a los hogares.

Una caja del Clap puede costar fácilmente en la calle 200 mil bolívares con la cantidad de productos que trae. ¿Por qué cuestionamos que la caja cueste 10 mil bolívares y no que la crema dental que venden en Traki cueste 60 mil, cuando sabemos que reciben dólares preferenciales? Podemos analizar con las instancias que se encargan los costos de las cajas de los Clap, pero lo que nadie puede negar es que esa cantidad de alimentos se puede conseguir a ese precio.

“Mafias económicas se lucran del trabajo de los venezolanos”

¿Por qué se discrimina con la entrega de estos alimentos?, por ejemplo, a los opositores se les niega el beneficio

—No, en absoluto. De hecho, las personas que viven en mi edificio son de oposición y también reciben su bolsa del Clap. Tampoco a los chavistas nos interesa sabotear la distribución porque somos los primeros que deseamos que tenga efectividad el proceso. Inclusive, tenemos la disposición de subir las cajas y ponerlas en la puerta de las casas. El chavismo hizo una revolución no para el chavismo sino para la sociedad.

“NO RESPALDAMOS LOS PRIVILEGIOS”

¿Qué piensa el chavismo de base cuando ve a algunos ministros y altos funcionarios trasladándose en camionetotas, con familiares viajando y viviendo en el exterior, es decir, un nivel de vida que la mayoría no comprende en estos tiempos de crisis económica?

—Somos críticos de esos casos, que tampoco son generalizados, porque hay una intención mediática de que eso se vea como algo masivo. No respaldamos ningún tipo de privilegios. Nuestra campaña seguirá siendo: el poder no puede amparar privilegios. Un funcionario que empezó como un trabajador humilde y terminó con lujos y escoltas, sencillamente perdió el horizonte. El militante revolucionario tiene que procurar un estilo de vida digno, austero y con desprendimiento sobre lo material. Yo, al menos, he sido despedido al menos en tres ocasiones por hacer ese tipo de denuncias.

Mucha gente relaciona el chavismo con riqueza súbita y corrupción, ¿qué piensa usted?

—La mayor parte del pueblo chavista ha sido honesto y trabajador, y no puede ser juzgado a partir de personajes tales como García Plaza quien ahora es asesor de la Casa Blanca en materia de seguridad.

¿Chavismo Bravío ha sido tildado de traidor por las críticas que ha realizado?

—En absoluto, la verdad es que no.

¿Está gobernando el chavismo o el madurismo?

—Chavismo, porque el madurismo no existe como corriente. Hay gente que ha tratado de etiquetar, pero las etiquetas son funcionales para los intentos divisionistas, es una táctica que funciona en lo político. No hay madurismo sino chavismo, y dentro del chavismo hay muchas corrientes que históricamente tienen orígenes diferentes.

“El militante revolucionario tiene que procurar un estilo de vida digno y austero”

¿Qué diferencias y semejanzas existen entre los gobiernos de Chávez y Maduro?

—El liderazgo de Chávez era fundamentalmente carismático, y el presidente Maduro lo tiene menos pero tiende más a decidir. Son liderazgos y orígenes distintos, y por supuesto Maduro viene en una construcción de liderazgo propio que se debe medir en su justa medida tomando en cuenta todo lo que ha sorteado en su trabajo de mediación social.

¿Por qué el chavismo de base no defendió la Constitución que quiere modificar Maduro?

—Toda Constitución es perfectible, y si se trata de un pacto social —tal y como lo han denominado algunos teóricos liberales— el mismo debe renovarse generacionalmente. A cada generación le corresponde una Constitución, quizás a esta le corresponde la suya. Si algo ha tenido como patrón el chavismo ha sido el emprendimiento de constantes modificaciones a la estructura política y jurídica del Estado venezolano.


La democracia, algo más que votar

Chavismo Bravio Oliver Rivas
Foto: JALH

Oliver Rivas es caraqueño, tiene 35 años de edad, y vive en la parroquia El Recreo. Cursó derecho en la Universidad Central de Venezuela (UCV), alma máter donde participó en el movimiento estudiantil. “Desde 1998 se involucré con la base del chavismo”, afirma.

“No pude votar por Chávez en 1998 porque todavía no tenía 18 años de edad, pero sí participé de lleno en el proceso constituyente de 1999 a través del Comité Alí Primera de la UCV. Realizamos aportes a la Constituyente y participamos en muchas actividades en los barrios caraqueños con talleres de juguetes artesanales y jornadas culturales”, añade.

En el año 2001, con pocos meses de ingreso en la UCV, participó en la toma del rectorado. “Fui testigo del golpe de abril de 2002 y cómo las fuerzas populares restituyeron a Chávez. A partir de allí profundicé mi lucha social a través de las misiones educativas”, indica.

También forma parte de la Red de Defensores de la Seguridad Alimentaria, iniciativa con cuatro años de lucha, especialmente, en la contraloría social para combatir los ilícitos económicos que vulneran la disponibilidad y el acceso a los alimentos, y, asimismo, la promoción de un consumo sano, seguro y soberano.

Un alto porcentaje del país piensa que estamos en dictadura, ¿qué dice el chavismo sobre esto?

—Es un asunto de concepciones. Hay gente que cree que Estados Unidos tiene una democracia muy sana y es posible que también piensen que la ANC es la expresión de una dictadura. Eso depende de las concepciones y de lo que entendemos por democracia. Si entendemos, por ejemplo, que la democracia debe ser algo más que votar por representantes cada cinco años, entonces aquí hay entonces una democracia pujante donde además no solo participa el chavismo.

Cada vez más jóvenes emigran del país ante la situación económica, ¿esto es culpa del Imperio?

—Mi hermano está en Chile, mi prima en Colombia. Yo he vivido muy de cerca, lo he padecido afectivamente porque mi hijo está con su mamá en Argentina. Mi apuesta es encarar globalmente toda esa situación apoyando, precisamente, a lo que representa la ANC. Es una situación muy triste que tenemos que atender y asumir desde nuestras propias capacidades. La ANC debe reconciliarnos para poder superar los problemas sociales urgentes que tenemos tales como la economía, y garantizar que nuestra población, familiares y profesionales se queden.