,

Jesús Silva: Si el Zulia copia a Cataluña

Cataluña

En la Gobernación del Zulia debe estar un chavista porque eso garantiza que esa entidad sea protegida por el Gobierno Nacional e impida un golpe o autoproclamación separatista


Jesús Silva R.

Desde hace años se escucha a gente opositora hablando de un proyecto de República del Zulia, esto ocurre mayormente desde que el chavismo gobierna Venezuela y tuvo mayor ruido cuando la oposición mandaba en esa entidad regional. El exgobenador Manuel Rosales y su esposa Evelyn (actual Alcaldesa de Maracaibo) han sido señalados como partícipes del movimiento separatista zuliano.

Ahora bien, si los antichavistas zulianos quieren independencia pueden irse a Miami, Bogotá, Madrid o a donde prefieran pero que nos dejen el petróleo, el lago y todos los bienes sobre ese territorio al pueblo de Venezuela porque nuestra República es indivisible e inexpropiable tal como lo establece la Constitución Bolivariana.

También es cierto que en la Gobernación del Zulia debe estar un chavista porque eso garantiza que esa entidad sea protegida por el Gobierno Nacional e impida un golpe o autoproclamación separatista financiado desde afuera al igual que una invasión u ocupación extranjera.

Efectivamente, elegir a un gobernador opositor en ese estado es darle poder a un vendepatria colaborador de fuerzas de otros países que aspiran apoderarse del Zulia por sus riquezas y ubicación estratégica como posible república separatista que serviría de base militar, plataforma propagandística o “Caballo de Troya” para atacar a Venezuela y destruir a la Revolución Bolivariana.

El caso de España es diferente, ya escribí sobre esto con ocasión a mis estudios de postgrado en Derecho Constitucional en ese país europeo (Universidad de Salamanca 2006).

El Estado es una unión jurídica de población, gobierno y territorio. Pero la nación es la integración de historia, cultura, idioma, política, sociedad, religión y economía en un mismo pueblo. España tiene muchas naciones opuestas y en esta complejidad, el Rey intenta ser la figura de la unidad nacional. Aunque muchos no quieren más monarquía, sino república.

Ahora bien, nótese que desde sus orígenes, España ha estado conformada por Comunidades Autónomas que en la práctica son naciones con historia, cultura, economía, y muchas veces idioma, propios que están claramente diferenciados.

El himno de España, como pocos en el mundo, no tiene letra porque hay desacuerdo entre sobre el contenido e idioma que éste debe tener. Catalanes, vascos, gallegos no hablan español oficialmente pero son parte de España. En este contexto el Rey pretende ser la figura de unidad nacional.

“Cataluña no necesita a España pero España necesita a Cataluña”, eso escuché decir a muchos catalanes durante mi visita a ese pueblo que realiza un gigantesco aporte económico a las finanzas del Estado español.

Frente a los conflictos políticos del mundo, y en este caso el propósito independentista de los catalanes, la propuesta internacional es: implementar soluciones políticas y jurídicas, descartando totalmente la represión policial y militar en la que ha venido incurriendo el régimen ultraderechista de Mariano Rajoy.

Estos antecedentes son parte del basamento jurídico histórico de la aspiración de Cataluña a convertirse en Estado independiente. En todo caso, esta disputa debería resolverse pacífica legalmente según normas del Derecho Internacional Público (Carta ONU, art. 33) y con la ayuda de mediadores diplomáticos pero nunca a través de la represión militar o policial.

http://jesusmanuelsilva.blogspot.com