,

Julián Rivas: La venezolanización

VENEZUELA

Han inventado un grupo de Lima, integrado por doce países de la región, cuyo objetivo es instalar una “prístina” democracia burguesa en Venezuela


Julián Rivas

Los acontecimientos políticos y económicos que vienen presentándose en Venezuela y América Latina en general son aleccionadores. Quien no aprenda de los que ocurre, que se olvide de la política.

Venezuela es agredida. Factores internos y externos aprovechan serias fallas de gestión pública, y privada, con el claro objetivo de llevar al país al borde del colapso. Se busca la entrega de la soberanía y el saqueo de nuestras riquezas patrias. Pero el país no va a caer, hay un aprendizaje.

La historia, que tanto enseña, todavía para muchos no es referencia. Lo sentimos por ellos. Pero veamos la historia inmediata, especialmente la de este siglo que todavía es joven. Si solamente analizamos esto, sacaremos buenas lecciones.

El Poder nacional agregado engloba poderío económico, militar y diplomático, según nos lo recuerda el gringo Robert Kagan. La novedosa idea viene de los chinos y sirve de referencia a los gringos. Sería interesante que nos viéramos en ese espejo. Porque a Venezuela la quieren fregar como nación. Robarla en los económico; reducir su fuerza militar; y aislar el proyecto bolivariano para sustituirlo por gobiernos derechistas, vende patrias y tutelados. Ojo.

Es un plan antivenezolano. Made in USA. Hay un sujeto al que indiscutiblemente, como agente de la CIA, se le hace fácil el oficio de ir por el mundo descalificando a Venezuela. Este es Moisés Naim, sionista, exministro de Carlos Andrés Pérez, quien se dedica a definir a Venezuela como un “estado fallido” .Vaya, vaya. Naim fue a España a decir que en Venezuela hay presos políticos, situación inconcebible. Como si en España no existieran presos políticos. Qué tipos.

Igual hace la oligarquía colombiana. Su gran sueño es que Venezuela sea reducida a cenizas, y ellos son “inocentes”. En esta línea están los Santos, Holguín y Uribe. Lo demás es cuento. Por cierto, recordemos cuando Colombia acusó a Venezuela de dar armas a las FRAC y sacaron unos lanzafuegos de origen sueco, usados, como supuesta prueba, incautada en un “campamento guerrillero”. De inmediato Suecia, que hacía maletas para cerrar su embajada en Venezuela e irse a Bogotá, “ratificó” que los aparatos fundíos eran de origen sueco, adquiridos por Venezuela, desde donde llegaron a las manos de la guerrilla.

Eso fue en 2009, hace ocho años, con Uribe de presidente. La prensa de entonces transmitió declaraciones de Francisco Santos, vicepresidente, asegurando que varias armas que Suecia “le vendió a Venezuela aparecieron en manos de las FARC”, algo que ya está investigando el Gobierno de ese país europeo en colaboración con el Ejecutivo colombiano. El ministro de Comercio sueco, Jens Ericsson, confirmó que su país “está trabajando conjuntamente con Colombia para investigar el caso”. “Está confirmado que una pequeña cantidad de armas producidas en Suecia fue encontrada en un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Fin de la Cita. Lo cierto que todo fue propaganda. Guerra sucia.

Caramba, estos nórdicos dan para todo. Ofrecen el Nobel de la paz y siguen vendiendo armas para la guerra. Resulta que ahora Colombia le compró a Suecia 36 aviones caza Gripen NG, fabricados por la sueca Saab”. Lo anunció a inicios de 2017 el ministro de Defensa de Colombia, Carlos Villegas, alegando que los aparaticos se valoran en 4.500 millones de dólares, “negociados en silencio desde hace más de un año”, y que estos aviones de combate servirán complementar a los Kfir C10 Israelíes “que aunque modernizados no están a la par de aviones de 4ta generación”. Aprendan.

Uno de los grandes errores históricos de Venezuela será el no haber denunciado en los últimos tres años la presencia de Colombia en la OTAN, o la OTAN en Colombia, y su impacto negativo para la paz en la región. Curiosamente, el actual gobierno de Argentina, el del señor Macri, hace causa común con la oligarquía colombiana para aislar diplomáticamente a nuestro país. Lo que olvidan es que si se recaliente el caso Malvinas, Colombia en la OTAN debe servir a Inglaterra, el adversario de Argentina. Ja.

Y algo más grave, una señora que hasta hace poco fue canciller de Argentina, Machorra, Masamorra, ah ya, Malcorra, tuvo el tupé de proponer tutelaje para un gobierno de transición en Venezuela. Es decir que nos controlarían las potencias de Estados Unidos y Europa, con el consentimientos de las oligarquías regionales.

Es que esta señora Susana Malcorra también fue capaz, en septiembre de 2016, de reunirse con el vicecanciller británico, Alan Duncan, y hacer una declaración conjunta sobre las islas Malvinas, donde se dejaba de lado el reclamo de soberanía y se limitaba a pedir conexiones aéreas. Toda una diabla. Este es el cuadro derechista presuntamente latinoamericano.

Por estas circunstancias la señora seguramente se fue antes de lo que se creía. Hasta se hizo polvo la propuesta de que fuera secretaria de la ONU, qué se yo. Su teoría de que Venezuela debe ser “tutelada” fue recogida por otros. Eureka, parece que el testigo de tan triste y vergonzosa tarea lo tomó Lusa Ortega, y el marido. La CIA compadre, los tiene agarrado por los cojones, asegura un observador. Qué será del ridículo que escribía en un portal que está señora era “digna”. ¿Fiscal de la dignidad? Bueno, ahora es digna de un juicio por traición a la patria. Se oyen opiniones.

Es que la “fiscal rebelde”, y el marido, hacen un gira por el mundo, contra Venezuela. Esto parece una guasa. Obviamente, esta pareja, como los opositores Florido, Capriles, Tintori, solo tienen cabida en Europa y Estados Unidos, más los gobiernos proimperiales de Estados Unidos en América Latina. Olvidan que Venezuela está al frente del Movimiento de Países No Alineados, agrupación de más de 120 países que globalmente visto, no come cuentos imperiales contra Venezuela.

Bueno el caso es que ahora han inventado un grupo de Lima, integrado por doce países de la región, cuyo objetivo es instalar una “prístina” democracia burguesa en Venezuela. Luisa Ortega, y el marido, asisten a sus reuniones. Hasta le prepararon un encuentro con el Fiscal de Andorra esta semana. Extraña esta pretensión de clasificar por separado a los corruptos, unos buenos y otros malos.

Con Trump si se meten. Ni de vaina. Con Mariano Rajoy tampoco. Ya vimos que Rajoy le cayó a palos a los catalanes por causa de una consulta democrática. Perro mundo.

De todo esto podemos extraer lecciones y moralejas. Los venezolanos debemos centrarnos en nuestro país. Con muchas ilusiones vimos los procesos de integración regional. Por un lado propusimos algo, lo que fuera, y atrás venían los gringos metiendo un palo a la rueda, con ayuda de las oligarquías pro imperio. No es fácil el cuento de la hermandad y la lealtad, verbigracia ahí está la oligarquía bogotana. Son 500 años de dominación europea.

Pobre Brasil, como Portugal heredó la triste condición de potencia sin potencia, castrada. Portugal hipotecó Brasil a los ingleses en Methuen en 1703 y le laceró el alma. Nunca será líder de América Latina. No solamente porque no habla español, a pesar de que su gran tamaño lo heredó de los Felipes, por el simple hecho de que estuvo bajo dominio hispano (1580-1640), lo que le permitió a los portugueses rodar la cerca de Tordesillas, maniobra reconocida en los tratados de la Renuncia y San Ildefonso en 1777.

Pero algo aprendimos: Menos mal que no se hizo realidad la idea de ampliar el Consejo de Seguridad de la ONU, con Brasil como supuesto representante de América Latina en rol de miembro permanente, sumándose al exclusivo club de Rusia, Estados Unidos, China, Francia y Estados Unidos. Con Temer y la maniobra corrupto-golpista de la burguesía brasileña, queda demostrado que Brasil no ha crecido en ideas y libertad. Lástima.

Coma avispa, que cigarrón atora. Viva el pueblo.