, ,

Vicente Bello: “El CNE no controla y el Gobierno abusa”

MUD señala que la campaña electoral ha sido desequilibrada, sesgada e ilegal

“Hay dificultades electorales porque el CNE no está respetando las leyes”, señala Vicente Bello, representante de la MUD ante el organismo comicial


Carlos Díaz

“Hay dificultades electorales porque el CNE (Consejo Nacional Electoral) no está respetando las leyes”, señala Vicente Bello, representante de la Mesa de la Unidad Democrática ante el ente comicial, en entrevista con “La Razón”.

“Estas son elecciones obligadas por la presión pública internacional porque el Gobierno no quería, de hecho, no realizó ninguna en 2016”, afirma.

“El Gobierno y el CNE se vieron entonces obligados a convocarlas debido al fuerte movimiento de protestas y sus consecuencias que hubo en el país entre abril y julio”, indica.

¿Cuáles son las principales dificultades electorales?

—El CNE no puede ser evaluado en las mismas circunstancias que había antes del año 2010 o 2012. Indudablemente que el CNE, aunque es dirigido por las mismas personas, ha dado un viraje en la aplicación de la ley. Antes de las elecciones de la Asamblea Nacional, en 2015, respetaba la ley y los instrumentos y reglamentos. Pero después de 2015 cambió completamente: no respeta las leyes, manipula, y lleva un proceso sumamente opaco y no transparente. De todos los procesos que hemos vivido desde 2006 hasta el presente, aun cuando el organismo sigue dirigido por las mismas rectoras, este ha resultado ser un proceso electoral completamente opaco. El fondo del problema es que no se trata de una elección pura o simple, sino que estamos trabajando frente a la salida a un conflicto político.

“Estamos convocando a los ciudadanos a que participen con un voto de protesta”

¿A qué se debe el viraje del CNE que usted refiere?

—La opinión pública mundial está presionando por una salida electoral en el país, todos los países europeos están exigiendo al Gobierno venezolano de manera muy directa el retorno a la vía constitucional y que se realicen elecciones competitivas. Nosotros estamos convocando a los ciudadanos a que participen con un voto de protesta y que sea vinculante al rechazo que tienen los venezolanos a este Gobierno, como una forma de expresión y para avanzar en la conquista de nuevos espacios. La lucha que hubo en las calles este año debemos continuarla con los votos, en rechazo a este Gobierno y a los candidatos de Nicolás Maduro.

EL CNE REDUJO LAS MESAS

¿Cuántos centros y mesas electorales fueron suprimidos para este proceso electoral, y en cuáles regiones del país?

—Hay varios tipos de reingeniería para este proceso electoral: algunos están claros y son verificables y otros que no. Algunos lo son porque el CNE, en la reingeniería de las máquinas de votación, elevó el tope máximo de electores por mesa y máquina —que estaba establecido en 600 electores— y lo llevó a 800. Esta cifra se puede verificar y constatar, y eso condujo a que hubiese un reordenamiento de las mesas electorales y, por tanto, se redujo la cantidad de mesas.

¿Qué implica dicho reordenamiento de las mesas?

—No están claras, y el CNE no ha explicado las razones por las cuales eliminó 76 centros de votación, muchos de los cuales su infraestructura física es mucho mejor en relación a los nuevos centros. Creó 11 nuevos y modificó la estructura de las mesas que existían con antelación. Estamos hablando de 30.274 mesas de votación frente a 40.000 que hubo en las elecciones parlamentarias de 2015. Para este proceso, en los 23 estados hay 13.559 centros de votación, 65 menos en comparación con 2015.

“CNE no ha explicado por qué eliminó 76 centros de votación”

¿Cuáles han sido las principales observaciones sobre el Registro Electoral Permanente (REP)?

—Cuando se convocaron las elecciones para gobernadores, el CNE dijo que se iba a utilizar el corte del REP del 15 de julio del presente año. Sin embargo, después de haber convocado lo modificó y lo hizo sin informarlo a los partidos políticos ni a nadie. Nosotros nos dimos cuenta de ello durante la auditoría de datos de las máquinas de votación, notamos que el REP que se estaba distribuyendo no se correspondía con el REP del corte del 15 de julio. Cuando se profundizó sobre esto, se presionó y exigió al CNE para que informara. Al principio, el organismo no quería asumir que había esa diferencia ni mucho menos informar. Cuando se detectó ese detalle, se constató que había una diferencia de 17.385 electores, todos ubicados en el estado Táchira. Y ello se debía a una providencia administrativa del Saime con la cual, supuestamente, habían iniciado una investigación —antes de la convocatoria de las elecciones— y determinó deficiencias en la documentación de esta cantidad de ciudadanos que eran residentes extranjeros en nuestro país.

AUMENTA TENDENCIA A VOTAR

¿Los 11 nuevos centros de votación tendrán las mismas características que tuvo El Poliedro de Caracas durante la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)?

—No, son dos cosas totalmente diferentes. Las características de estos centros de votación no tienen absolutamente nada que ver con la estructura ni el funcionamiento de los centros cuando la ANC. El proceso electoral del 30 de julio no tiene absolutamente nada que ver con las elecciones regulares que ha realizado el CNE. Para las elecciones del 15 de octubre cada elector estará ubicado en una única mesa y votará una sola vez, a diferencia del proceso con la ANC en la cual las personas tenían distintas opciones.

¿Cuántas personas movilizará la MUD en las mesas?

—Vamos a movilizar la estructura que utilizamos de forma permanente y que está conformada por más de 200 mil activistas, entre coordinadores de centro, testigos y personal de logística.

¿La MUD ha sondeado la intención de voto?

—En los sondeos que hemos realizado apreciamos que a medida que se acercan las elecciones la tendencia a participar ha ido aumentando. Aunque en procesos de estas características termina votando en promedio entre 50 y 56 %.

“El CNE no respeta las leyes y manipula”

CAMPAÑA DESEQUILIBRADA, SESGADA E ILEGAL

¿Cómo ha visto el desarrollo de la campaña electoral?

—El Gobierno ha utilizado todo el sistema nacional de medios de comunicación de una forma abusiva e ilegal, tal y como fue denunciado por el rector [Luis Emilio] Rondón. Todos los canales del Estado están dedicados día y noche a hacerles campaña electoral a los candidatos del Gobierno, pareciera que el sistema de medios es el equipo de propaganda del Psuv. Es una campaña totalmente desequilibrada, sesgada e ilegal porque el CNE no controla y el Gobierno abusa. Es una campaña donde tampoco hay ningún espacio para los sectores opositores porque también los medios privados, al igual que los periodistas, están siendo amenazados y hostigados.

¿Se realizará simulacro al igual que procesos anteriores?

—No sabemos si el CNE lo tiene previsto en su cronograma.

“El organismo ha dado un viraje después de 2015”

¿Van a monitorear las amenazas contra los trabajadores de la administración pública?

—Hay mucha intimidación, ejercen control a través de las cajas CLAP, con el Carnet de la Patria, e inclusive vacunan a los niños, es toda una presión sobre los empleados públicos y beneficiarios de misiones como nunca antes. Sobre esto el CNE guarda silencio, no dice nada.

¿Las milicias bolivarianas participarán en el despliegue del Plan República?

—No sabemos si habrá participación de las milicias, tampoco tenemos información sobre el Plan República y ello debido a que este proceso ha sido muy opaco.


“Vigilaremos todas las mesas”

La empresa Smartmatic denunció inconsistencia de 1.500.000 de votos en las elecciones de la ANC, ¿esto podría repetirse el 15-O?

—Como dije, el proceso del 15 de octubre es totalmente distinto. Smartmatic habló de que estaba dispuesto a participar en una auditoría y nosotros nos estamos moviendo en esa dirección. No hay ningún elemento que nos permita constatar si hubo o no más de 1 millón de votos fraudulentos. Lo que sí sabemos es que nunca hubo las movilizaciones necesarias para que hubiese esos votos que leyó Tibisay Lucena. En las elecciones de gobernadores vamos a estar vigilando todo lo que ocurra en las mesas, tenemos auditadas todas las máquinas de votación, todo el sistema de totalización y la producción de las máquinas de una manera muy meticulosa. Si hubiese algún intento a algo similar a las elecciones de la ANC lo vamos a detectar y denunciar públicamente.

¿Qué empresa sustituyó a Smartmatic? ¿Cuál es su experiencia?

—Allí hay algunas cosas que todavía no se han verificado porque se verá en el desarrollo del proceso electoral. Smartmatic desarrolló un software que vendió al CNE, esa era una de las funciones que realizaba y la otra es la contratación y adiestramiento del personal operador de las máquinas. Para este proceso, el CNE contrató a Ex-Cle, que es una empresa que tiene tiempo trabajando con el organismo y que tiene experiencia con el tema de las huellas dactilares. Ahora, esa empresa no ha ofertado ningún tipo de software y solo se ha limitado a contratar personal operativo. Por tanto, no se puede comparar una empresa con la otra, y el software que se utilizará es el que desarrolló Smartmatic y es el mismo que se usó el 6 de diciembre de 2015.

¿Está blindada la automatización?

—Yo no utilizo la palabra blindada porque en informática ese término no existe. Lo que se ha hecho es una auditoría al funcionamiento de las máquinas de manera muy minuciosa y detallada, y hasta ahora el sistema funciona correctamente. Eso no significa para nada que esté blindada ni con ningún compromiso a futuro.

¿Debe reformarse la Ley de Procesos Electorales?

—Esa ley está siendo violada por el CNE, y ese tema debe ser evaluado. Cuando cambien las circunstancias es necesario que haya una nueva ley electoral.

¿Cómo motivar a la gente a votar?

—Es la continuación de una lucha por el rescate de la democracia y del voto como instrumento. Quien no salga a votar estará apoyando indirectamente a los candidatos de Maduro.