, ,

CRÓNICAS/EL ILUMINADO DE LA «ROBOLUCIÓN»

Carvajal podría convertirse en el más importante testigo en la historia criminal de Venezuela

Siempre hay alguna olla por raspar, nunca es tarde para meterse en el ajo de los negociados a costa del hambre del pueblo o para traficar cocaína

Omar Estacio Z.

         

Otra vez, el diputado Pedro Carreño, asumió el rol del Iluminado de la Robolución.

          Nos referimos al “combate de altura y  en la palabra civil” – como lo escribía nuestro Andrés Eloy – protagonizado en la Asamblea Nacional Constituyente, con motivo de las sanciones de Trump contra, CITGO. Si esas son sus “alturas”, cómo serán sus bajuras. Si tal es, El Iluminado, qué les dejaremos a los más mermados.   

          Lo que para un hombre honrado, a medias, aunque sea, de Venezuela, Madagascar, de los Polos Norte, Sur, de las antípodas, es indecente, para los sedicentes bolivarianos es decentísimo. Muy decente. Lo que en la China, la Cochinchina, Chivelterra o Tucusiapón, es merecedor de cadena perpetua y hasta de lapidación, en el fementido “Socialismo del Siglo XXI” es motivo de ascenso social, político, estima general, blasón, palmadas en la espalda, nombramientos en alguno de los 241 ministerios o de las 10.432 empresas públicas, saqueados y saqueadas. Siempre hay alguna olla por raspar. Nunca es tarde, para meterse en el ajo, de los negociados a costa del hambre compatriota, a través de los CLAP. O para traficar cocaína, saliendo por la Rampa Presidencial número 4, del Aeropuerto Internacional de Maiquetía.

          ¿Y qué fue lo que no dijo o sí dijo, el honorable Iluminado de la Robolución, en el mencionado debate, que tampoco es debate, porque en la monocorde ANC, no se discute, ni se razona, sino se insulta o se le pasa el rabo a Putín o a cualquier otro de los putones de la narconomenklatura?

          Poque lo digo yo, el suciodicho Iluminado, demostró que los venezolanos, estamos gozando una y parte de la otra, en las colas, de 24 horas en adelante, para surtirnos de gasolina. Sirven para hacer nuevos amigos y hasta para echar algunas partidas de dominó.  

          Los que sí se “autojodieron”  con las sanciones – Carreño dixit y en ese punto arrancó ¡hurras! de las  claques  robolucionarias- fueron Trump y sus paisanos. Increíble pero cierto.

 Anoche los vieron haciendo autostop en una carretera vecinal de Alabama a causa de la caída de octanaje en las estaciones de servicio CITCO de EE UU.

@omarestacio