,

ONU evidencia Violaciones de los Derechos Humanos en su informe

Una situación que estaba clara antes que ellos llegaran/ Foto Cortesía

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos finiquitó y develó a la opinión pública un informe sobre la situación de Venezolana en materia de DDHH, donde recalcó que el régimen dictatorial de Nicolás Maduro no ha tomado medidas para «detener y remediar las graves vulneraciones de derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales».

El organismo interestatal pide al régimen criminal la libertad de todos los detenidos por razones políticas; también confirmó que los medios de comunicación están censurados porque el dictador ha impuesto una hegemonía comunicacional que restringe el derecho a estar informado. 

558 entrevistas con víctimas y testigos de violaciones de derechos humanos, aclararon que Venezuela vive una crisis de Derechos fundamentales por una régimen totalitario, es por eso que la ONU, denuncia que en el último decenio, especialmente desde 2016, el régimen de Maduro y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia «orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al gobierno». 

Otra aclaratoria relevante es que se han suscitado detenciones arbitrarias,, como uno de los principales mecanismos para intimidar y reprimir a sus adversarios desde 2014. El informe especifica que un total 135 casos de personas aprehendidas entre 2014 y 2019, donde casi todos estos casos se han dado desapariciones forzosas.

«La mayoría de estas detenciones han sido cuando los ciudadanos estaban ejerciendo sus derechos humanos, en especial relacionados a la libertad de opinar, expresarse o reunirse de manera pacífica. Sometiéndoles a juicios en los que se cometieron graves y repetidas violaciones de la garantía de procedimientos justos”.

Informe sobre Venezuela de la La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos

También la ONU hizo referencia a las diversas y inhumanas formas de tortura, o tratos crueles, como la aplicación de corriente eléctrica, asfixia con bolsas de plástico, simulacros de ahogamiento, palizas, violencias sexuales, privación de agua y comida, posturas forzadas y exposición a temperaturas extremas.